COMUNICADO DEL COLEGIO MÉDICO SOBRE EL NEGACIONISMO DEL CORONAVIRUS

Ante las recomendaciones efectuadas por algunos médicos que niegan la existencia de la covid-19 y de la validez de los test PCR, se oponen a las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias como el uso de mascarillas, la cuarentena, el aislamiento y confinamiento y la distancia física, y rechazan el desarrollo de las vacunas para combatir la pandemia, la Comisión Permanente del Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Lugo se ve en la obligación ética y legal de hacer público el siguiente comunicado:

1.- La actitud de estos médicos negacionistas constituye una grave irresponsabilidad y supone un grave peligro para la salud pública.
2.- La difusión de estos mensajes, contrarios a la buena práctica médica y a la evidencia científica, crea una intolerable alarma social, en un contexto agravado por la situación de emergencia y excepcionalidad en la que nos encontramos.

3.- Estas conductas violan las normas deontológicas de la profesión médica y, por tanto, son merecedoras de la correspondiente sanción.

4.- Los Colegios Profesionales son corporaciones de derecho público, amparadas por la ley y reconocidas por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines.
 
5.- Por ello, al amparo de lo dispuesto en el artículo 1 de la Ley 2/1974 de 13 de febrero sobre Colegios Profesionales, y en el artículo 10 de la Ley 11/2001 de 18 de septiembre de Colegios Profesionales de la Comunidad Autónoma de Galicia, el Colegio Oficial de Médicos de la Provincia de Lugo  advierte que procederá a la apertura de información previa contra los colegiados que incurran en tales acciones, y en su caso, a la posterior incoación de expediente disciplinario por presuntas infracciones del Código de Deontología Médica.

6.- Todo ello, sin perjuicio de las posibles responsabilidades penales en pudieran incurrir dichos colegiados con tales actuaciones, que se pondrían, en su caso, en conocimiento de la Fiscalía para que valore la presunta comisión de delitos contra la salud pública o cualesquiera otros.

 




Volver